Donuts de Oreo

¡Hola!

Hoy empezamos con una muy buena noticia, y es que me he estrenado en Youtube! He pensado que los videos ayudarán mucho a comprender aún mejor las recetas, ya que se entiende mucho mejor viéndolo que leyéndolo. Así que empezamos las videorecetas con la receta de hoy: los Donuts de Oreo!

¿A quién no le gustan las oreos? La verdad es que dan un sabor irresistible a todas las recetas en las que son protagonistas. Ya veréis que esta receta es muy muy sencilla (es tan fácil que el video dura menos de ¡3 minutos!). En menos de media hora tendréis en vuestra casa unos deliciosos donuts de oreo listos para ser devorados.

Os dejo aquí el video de la receta:

No olvidéis darle like y compartir el video. Y suscribiros al canal para no perderos ninguna receta!

donuts-de-oreo

Y ahora, vamos con la receta:

INGREDIENTES
Para los donuts
100g de harina*
25g de cacao en polvo
50g de azúcar moreno
1/2 cucharadita de levadura
1/2 cucharadita de bicarbonato
3/4 de cucharadita de sal
1 huevo
70g de leche entera
40g de aceite de girasol
1 cucharadita de pasta de vainilla**
2 cucharaditas de vinagre
4 oreos trituradas

Para el glaseado:
150g de azúcar glass
30g de queso crema tipo Philadelphia
45g de leche entera
1 cucharadita de pasta de vainilla

* Os recuerdo que para hacer estos donuts sin gluten es tan sencillo como sustituir los 100g de harina por 100g de algún preparado de harinas sin gluten. Yo, como siempre, uso Mix Dolci de Schär. Para mi, es el que da mejores resultados a la hora de preparar dulces.

** Para aromitzar una receta con vainilla hay distintas opciones: usar vainas de vainilla fresca (es la mejor opción, pero la más cara también), la pasta de vainilla (es lo que siempre uso yo. Para mi, una de las mejores marcas es Nielsen Massey, es un poco caro (un bote de 118ml me costó 12,50€) pero dura muchísimo (hace más de un año que lo tengo) y el sabor es el más parecido a la vainilla natural; también podemos usar extracto o aroma de vainilla: es una opción mucho más económica (de hecho, lo podemos encontrar en cualquier supermercado) pero para mi, no da el mismo sabor que la pasta de vainilla. Aún así, se puede sustituir perfectamente la pasta de vainilla por el extracto o aroma. Hay muchos más tipos de aromatizantes, como el azúcar vainillado, la vainillina, etc. Pero para mi, los tres que he nombrado son los mejores que podemos usar para aromatizar nuestras recetas.

DONUTS

– Primero tenemos que tamizar todos los ingredientes sólidos menos el azúcar moreno, la sal y las oreos.
– Mezclamos todos los ingredientes menos las oreos y reservamos.
– A continuación, mezclamos todos los ingredientes húmedos: el huevo, la leche entera, el aceite de girasol, la pasta de vainilla y el vinagre. Con unas barillas, batimos hasta tener una mezcla homogénea.
– Añadimos en este bol la mezcla de ingredientes secos que habíamos reservados. Lo hacemos en tres veces, mezclando bien con las barillas. Tenemos que conseguir una masa sin grumos.
– A continuación, incorporamos las cuatro oreos que habremos triturado. Mezclamos y ponemos la masa en una manga pastelera. No necesitamos boquilla.
– Llenamos los moldes de donuts, que habremos engrasado préviamente, hasta más o menos la mitad.
– Horneamos a 180ºC durante aproximadamente 10 minutos.
– Dejamos enfriar unos 5 minutos en el molde y, finalmente, desmoldamos y dejar enfriar al completo en una rejilla.

GLASEADO

– Mientras los donuts se enfrían, vamos a preparar el glaseado con el que bañaremos los donuts.
– Para ello, mezclamos en un bol el azúcar glass, la leche, el queso y la pasta de vainilla. Con la ayuda de una batidora, batimos hasta conseguir una crema densa. Tenemos que tener en cuenta que cuanto más batamos, más densa nos quedará.
– Una vez tengamos la crema hecha y los donuts frios, toca bañarlos!
– Finalmente, los decoramos con oreos trituradas.
– ¡Nos los comemos!

donuts-de-oreo

¿A que son super fáciles de hacer? ¡Pues cuando veáis el video, aun os convenceréis más! No tienen ningún misterio y el resultado es buenísimo. ¡Y ya veréis como nadie se resiste a unos donuts de oreos!

Ya queda poco para decirle adiós al Noviembre y este fin de semana en casa no hemos podido evitar poner ya el árbol de navidad. Ha sido un momento muy divertido y bonito, decorando entre todos el árbol a la vez que escuchábamos y cantábamos villancicos. Así que como quiero que todos tengáis unas Navidades llenas de dulces, a partir de la semana que viene y hasta Navidad, cada domingo colgaré una receta con un video navideña, para que podáis llenar las comidas familiares de postres caseros, diferentes y buenísimos.

donuts-de-oreo

Así que id preparando vuestro espíritu navideño, ¡que la semana que viene empezamos!

¡Hasta la próxima!

galletas-rellenas-sin-gluten

Galletas rellenas

¡Hola!

¡Ya tenemos el blog nuevo! Sé que ha pasado mucho tiempo desde que colgué la última entrada en el antiguo blog pero hemos estado trabajando en esta web nueva y estoy súper contenta con el resultado. Quizá habrá algunos cambios más próximamente, pero lo más grande ya esta hecho.

Los que me seguís por instagram habréis visto que por ahí he estado tan activa como siempre, manteniéndoos al día de todas las recetas que he ido haciendo durante este tiempo. Así que hoy os traigo una de estas, las galletas rellenas. Ya veréis que son muy sencillas de hacer y el resultado es espectacular.

Como siempre os digo, podéis hacer esta receta con o sin gluten. Yo las hice sin gluten sustituyendo la cantidad de harina que os pongo en la receta por la misma cantidad de Mix C Dolci de Schär.

galletas-rellenas-sin-gluten

He hecho dos versiones: con lemon curd y con nutella… ¡no sé con cuál de las dos me quedaría!

INGREDIENTES
Para la masa:
250g de mantequilla a temperatura ambiente
1 huevo y 1 yema
200g de azúcar
1 y 1/2 cucharaditas de extracto de vainilla
Una piza de sal
500g de harina

Para el lemon curd:
4 limones
200g de azúcar
100g de mantequilla
5 huevos
165ml de agua

GALLETAS

– Batir la mantequilla y el azúcar en la batidora hasta tener una mezcla homogénea. No debemos batir más de la cuenta, ya que no nos interesa incorporar aire en la masa; solo batiremos hasta que los ingredientes estén bien mezclados.

– Añadir primero el huevo y batir hasta que se integre. Después, añadir la yema y batir. Por último, añadimos la sal y la vainilla.

– Tamizar la harina e incorporar la mitad a la mezcla. Cuando esté más o menos bien incorporada, añadir la otra mitad y amasar con las manos hasta conseguir una masa sin grumos de harina y homogénea.

– Una vez tenemos la masa hecha, hacemos una bola y la dividimos en 2 o 4 trozos, dependiendo de lo que nos resulte a nosotros más cómodo para trabajar. Cogemos una de las porciones y la colocamos entre dos papeles de horno. Con la ayuda de un rodillo estiramos la masa hasta que tenga un grosor de unos 6mm. Haremos esto con todas las porciones de masa. Una vez las tengamos todas estiradas, la meteremos en la nevera durante unas tres horas.

– Cuando hayan pasado las tres horas, es momento de precalentar el horno a 180ºC. Cogeremos una de las porciones de masa, retiramos el papel de encima y empezamos a cortar con el cortador de galletas que hemos escogido. Yo cogí uno redondo, pero podéis escoger el que prefiráis. Después, cortar el dibujo que queramos en el centro. Yo hice corazones. Como no tenía ningún molde en forma de corazón que fuera tan pequeño, me hice una plantilla con papel y lo recorté con la ayuda de un cuchillo. No queda tan perfecto, pero el resultado es bueno igualmente. Recuerda que las galletas que tengan el corazón serán la parte de arriba. ¡Tienes que dejar galletas sin agujerear!

plantillas-galletas-corazón-star-trek– Colocar las galletas en una bandeja con papel de horno y meter en el congelador durante 10 minutos. De esta manera nos aseguramos de que la masa no se deforme cuando la horneemos.

– Pasado este tiempo, metemos la bandeja en el horno y horneamos las galletas durante 15 minutos o hasta que se doren un poco.

-Una vez horneadas, dejar enfriar durante unos minutos y a pasar a una rejilla para que enfríen por completo.

galletas-rellenas-de-lemon-curd

LEMON CURD

– Poner en un cazo la ralladura de 2 limones, el zumo de 4 limones y el agua para disminuir la acidez. Remover bien, añadir el azúcar, la mantequilla y los 5 huevos, previamente batidos.

– Calentar a fuego lento sin dejar de remover hasta que espese.

– Retirar del fuego y colar.

– Dejar templar durante unos 15 minutos tapado con un film.

– Poner la crema en una manga pastelera.

MONTAJE

Cogemos una de las galletas que habremos dejado sin agujerear y con la ayuda de una manga pastelera, ponemos el lemon curd encima. Tenemos que vigilar de no llegar a los bordes, ya que si no, al colocar la galleta encima, se saldrá toda la crema. Hacemos esto con todas las galletas. Finalmente, cubrir con una galletas de corazón. Se puede acabar con un poco de azúcar glass por encima.

galletas-rellenas-de-nutella

Estas galletas se pueden hacer con cualquier relleno. Mermelada, crema pastelera, ¡lo que se os ocurra!

galletas-rellenas-star-trek

Y como véis, no solo hice galletas de corazones. ¡Justo el día que hice estas galletas se celebraba en el Festival de Sitges el 50 aniversario de Star Trek y hice estas galletas para celebrarlo! La crema es lemon curd con colorantes rojo, amarillo y azul para representar las distintas funciones en la Nave Estelar Enterprise de la serie original, aquella primera serie con el Sr. Spock y el Capitán Kirk (los colores de los uniformes designan al personal técnico, personal de mando y personal científico respectivamente, así que tenemos galletas especializadas).

galletas-rellenas-sin-gluten

Ya veis que con estas galletas podéis hacer un regalo original dependiendo del dibujo y los colores que hagáis… ¡Con estas hice muy feliz al trekkie de m novio!

¡🖖🏻🖖🏻Live Long and Prosper🖖🏻🖖🏻!

Madeleines

¡Hola!

Sí, lo sé, dije que la próxima receta sería de galletas… no me he olvidado. Prometo colgarla la semana que viene. Pero es que el otro día fui a un Lidl y justamente tenían un montón de cosas para pastelería. Y tenía un montón de moldes. Entre ellos, uno que hacía tiempo que quería… y sólo costaba 2 euros!!!! Así que claro, no pude resistirme y me lo compré… ¡Y he tenido que estrenarlo!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La receta de esas madeleines (o magdalenes francesas) la he sacado de un libro que guardo como un tesoro: el Sucré de Ladurée. Me encanta este libro y me dan ganas de hacer todas las recetas cada vez que lo hojeo.

Igualmente, he adaptado la receta para hacerla más saludable (yo como sin gluten y mi novio sin azúcar y a poder ser sin harinas refinadas, así que ya veis el problema que tengo cada vez que tengo que hacer algún dulce para los dos!!!). Estoy muy contenta con el resultado. La textura era maravillosa y no se notaba en absoluto que eran sin azúcar y sin harinas refinadas (¡y sin gluten). Igualmente, os dejo las dos versiones de la receta, para que las podáis hacer normales también.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Empezamos con la receta normal:

Ingredientes (para unas 40 mini madeleines)
1 limón
80g de azúcar
88g de harina
5g de levadura en polvo
90g de mantequilla
2 huevos
18g de miel

  • Rallamos la piel del limón. Recordad no llegar hasta la parte blanca, ¡amarga!. Reservamos.
  • En el bol de la batidora añadimos los huevos, el azúcar, la ralladura de limón y la miel. Batimos hasta que la masa crezca en volumen y quede más espesa.
  • Añadir la harina y la levadura tamizadas y seguir batiendo, a velocidad baja, para que se mezcle todo bien. También se puede hacer a mano con una espátula.
  • Añadir la mantequilla fundida. Mezclar hasta conseguir una masa homogénea.
  • Una vez tengamos la masa, batir a máxima velocidad durante tres minutos, tal y como os expliqué en el post de las magdalenas tradicionales.
  • Reservar en la nevera. En el libro pone que lo reservemos de un día para otro. Yo lo tuve en la nevera unas tres horas y horneé, porque soy así de impaciente. Eso, como expliqué ya en el post que os he dicho antes, sirve para que con el contraste térmico las masa crezca más y haga el deseado copete de las magdalenas. Reconozco que, aunque para las magdalenas tradicionales las dos o tres horas de reposo en nevera si que fueron suficiente para que hicieran un copete espectacular, con estas no lo ha sido y han quedado planitas. Así que si queréis que os queden como las originales, ya sabéis: hacedlas con previsión!
  • Una vez pasado el tiempo de reposo, llenamos los moldes unas 3/4 partes y horneamos a 200ºC  durante unos 10 minutos. Dependerá del tamaño del molde de las madaleines. En mi caso, que salen bastante pequeñas, han sido aproximadamente 10 minutos. Si son más grandes quizá habrá que dejarlas entre cinco y diez minutos más.

Y ya está! Esperáis a que enfríen y a comeeeer!! Son tan deliciosas y tan pequeñas que no te das cuenta y ya te has zampado diez… (verdad verdadera). Así que vigilad! Repartidlas entre vuestros familiares, vecinos, lo que sea!!

Yo, además, hice diferentes versiones aprovechando que me salieron bastantes madeleines (y eso que la receta que os doy está divida en dos respecto a la del libro!!). Hice normales, con arándanos (partiendo varios arándanos en cuatro o seis trozos y añadiéndolos a la masa) y de chocolate blanco y negro. Ya veis que las posibilidades son infinitas partiendo de la misma base. Así que deja volar vuestra imaginación y seguro que os salen magdalenas deliciosas. Mis favoritas fueron las normales y las de arándanos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

VERSIÓN SIN AZÚCAR, SIN HARINAS REFINADAS Y SIN GLUTEN

Ahora os dejo los ingredientes que usé para hacer la versión sin gluten, sin harinas refinadas y sin azúcar. El procedimiento es exactamente el mismo.

Ingredientes
1 limón
80g de edulcorante Dayelet para bizcochos
88g de harina integral de avena*
5g de levadura
90g de mantequilla
4 huevos
35g de miel

Vosotros elegís que versión os apetece más. Como os he dicho, no se nota en absoluto que sean de avena o sin azúcar. Tienen una textura espectacular.

*Tenéis que vigilar que la harina de avena sea sin gluten. La avena de por si es un cereal que no contiene gluten pero las versiones que encontramos en los supermercados siempre suelen estar contaminadas. Por eso los productos de avena nunca van etiquetados con el sueño “sin gluten”, pero si buscáis, existen! A mi la avena me encanta y me parece ideal para la elaboración de postres como este para que sean más saludables.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ya me diréis que os parecen las madeleines francesas. Y ya os he avisado: cuando probéis una no podréis parar!!

¡Hasta la próxima!

Galletas tipo rulo

¡Hola!

Hoy os traigo una receta que descubrí hace bastante tiempo en el blog de Maria Lunarillos y que he repetido muchas veces por su sencillez.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ya veréis que son unas galletas muy rápidas y fáciles de hacer y que además están muy buenas. Son perfectas para el desayuno o la merienda o para picar entre horas jaja. Yo con la misma masa he hecho de chocolate y normales, pero también podéis hacer de distintos sabores si le añadís vainilla, ralladura de naranja o de limón… lo que os guste más.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ingredientes
180g de mantequilla
200g de azúcar blanco
2 yemas de huevo
250g de harina*
30g de cacao en polvo (si las queréis hacer de chocolate)
Sal

        * Si las queremos hacer sin cacao, tendremos que substituir la cantidad de cacao en polvo por harina, ósea que tendríamos que añadir unos 280g de harina en vez de 250g.
        * Para hacer estas galletas, he usado el Mix Dolci de Schär.
      • Para empezar con la receta, necesitamos tener la mantequilla en pomada. La ponemos en nuestro bol de la batidora junto con el azúcar y batimos con el accesorio de la pala. Tenemos que conseguir que la mezcla se blanquee.
      • Añadimos las dos yemas de huevo y batimos hasta que estén completamente integradas.
      • Ahora añadimos la harina y la sal completamente tamizadas. Seguimos batiendo a velocidad baja hasta tener una masa completamente homogénea.
      • Ponemos la masa en la encimera para formar los rulos. Si os es más cómodo, podemos dividir la masa en dos o tres para hacer rulos más pequeños. Deberíamos conseguir un cilindro del tamaño de un tubo de cartón de los del rollo de papel de cocina. En el blog de Maria Lunarillos explica que, después de envolver el cilindro de masa con papel film, lo introducimos en un tubo de cartón para que así, al apoyarlo en la nevera, no pierda la forma circular. Yo nunca tengo rollos de esos porque nunca me acuerdo de guardarlos…
      • Una vez tenemos los cilindros hechos y envueltos en papel film los dejamos reposar en la nevera durante unas 3 o 4 horas. Tiene que estar bien firme antes de hornear y cortar. (Como yo nunca tengo rulos de papel de cocina, le voy dando la vuelta a la masa para que no siempre esté apoyada por el misma lado).
      • Una vez bien fría, cortamos la masa en rodajas de unos 3mm de grosor como mínimo y las vamos colocando en la bandeja del horno.
      • Horneamos a 180ºC durante 15-20 minutos, dependiendo del grosor de nuestras galletas. Una vez horneadas, las dejamos enfriar sobre una rejilla.

Si queremos hacer la versión con cacao, simplemente tenemos que añadirlo al momento de añadir la harina, tamizándolo todo junto.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Yo hice la masa entera sin cacao y cuando ya la tenía todo homogénea la dividí en dos y en una mitad añadí el cacao en polvo para hacer la versión chocolateada.

Como veis son unas galletas muy fáciles de hacer y el resultado es muy bueno. Están riquísimas y en mi casa ya quedan muy pocas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Se hacen en un momento. Yo, como ayer no tenía mucho tiempo (no podía esperar 3 o 4 horas a que enfriaran), puse los cilindros de masa en el congelador y en más o menos una hora los tuve a punto.

Ya me diréis que os han parecido estas galletas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Tengo muchas ganas de enseñaros la receta que tengo preparada para la próxima entrada… también son galletas, pero está vez muy cítricas, ¡os encantarán!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¡Besos!

Layer Cake de Naranja y chocolate blanco

¡Hola!

Hoy estamos de celebración en mi casa, y es que el martes fue el cumpleaños de mi pareja, así que ha tocado hacerle una tarta (¡y yo encantada!). Aprovechando todo lo que aprendí en el curso de Sweetmoses he querido decorar la tarta con flores de buttercream (me ha quedado una tarta super masculina para mi novio jajaja).

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Se trata de una tarta de naranja con chocolate blanco rellena de una crema de mascarpone y chocolate blanco. El bizcocho queda con una textura más parecida al pudding, pero está espectacular. Tiene un sabor super intenso a naranja pero con ese regustillo dulce y avainillado del chocolate blanco… delicioso.

La receta es del blog de megasilvita aunque la he adaptado un poco. Ya sabéis que yo no como gluten y mi pareja no come azúcar, así que entre uno y el otro estoy apañada para hacer tartas jajaja

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Vamos con la receta:

Ingredientes

Para el BIZCOCHO (para moldes de 16cm)
4 naranjas
240g gramos de harina (yo usé el Mix Dolci de Schar)*
240g de azúcar (yo usé el Dayelet bizcochos)
2 cucharaditas de levadura en polvo
1/2 cucharadita de bicarbonato
Una pizca de sal
240ml de queso quark (yo usé del desnatado 0%)*
120ml de aceite de girasol
2 huevos
1 cucharadita de vainilla en pasta
45g de chocolate blanco rallado

Para la crema de queso y chocolate blanco
180ml de nata
40g de chocolate blanco
190g de mascarpone
50g de azúcar glass
50g de philadelphia
Mermelada de naranja (mi marca favorita es la de La Vieja Fábrica)


BIZCOCHO

  • Rallamos las naranjas y reservamos su zumo.
  • Mezclar todos los ingredientes secos en un bol.
  • En un bol aparte, mezclar los huevos, el queso quark, el aceite de girasol, la vainilla, la ralladura de naranja y el zumo.
  • Incorporamos la mezcla de ingredientes secos tamizandolo todo. Mezclamos hasta conseguir una masa homogénea.
  • Añadir el chocolate blanco rallado.
  • Dividimos la masa en dos moldes de unos 16cm previamente engrasados y horneamos a 180ºC durante unos 40 minutos o hasta que al introducir un palillo este salga limpio.
  • Dejamos enfriar durante unos 10 minutos, desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

CREMA DE QUESO Y CHOCOLATE BLANCO

  • Ponemos a calentar la nata. Troceamos el chocolate blanco y lo dejamos en un bol. Cuando la nata esté bien caliente, pero sin que llegue a hervir, verterla sobre el chocolate y mezclar hasta que el chocolate se haya derretido por completo. Reservar en la nevera.
  • En el bol de nuestra batidor añadir el mascarpone, el queso philadelphia y el azúcar glas. Batir hasta que esté todo integrado. Añadir la mezcla de nata y chocolate blanco (que debe estar bien fría) y batir a máxima velocidad hasta que la mezcla coja cuerpo y consistencia.

MONTAJE

Con la ayuda de una lira, cortamos la parte de arriba de los bizcochos, para que queden planos y de la misma altura.

Cogemos uno de los dos bizcochos y le ponemos encima una buena cantidad de crema. La repartimos bien por toda la superfície. Ahora, con la ayuda de una manga pastelera, ponemos un poco de mermelada de naranja y seguidamente ponemos la siguiente capa de bizcocho encima.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Poner otra buena cantidad de crema encima y la repartimos bien, de manera que quede bien liso (recordad que esa es la parte que se verá!). Como yo he querido hacer un naked cake, no me he matado mucho a la hora decorar los laterales (recordad que un naked cake es ese que se decora de manera que se ven las capas de bizcocho, como si no estuviera acabado).

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Y hasta aquí la receta de hoy! Ya veis lo sencilla que es.

Podéis decorar la tarta como queráis, yo elegí las flores porque tenía muchas ganas de practicar todo lo que había aprendido en el curso de la semana pasada, pero también lo podéis decorar con un poco de ralladura de naranja y chocolate blanco o dejarla bien blanca y lisa. ¡Todo es válido!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¡Yo de momento me voy a comer lo que ha sobrado de tarta!

 

¡Hasta la próxima!

 

Curso Tartas de boda buttercream koreano

¡Hola!

Hoy toca una entrada un poco distinta, y es que os voy a explicar mi experiencia en el curso que realicé ayer en Madrid de Tartas de boda buttercream koreano de la mano de Sweet Moses.

Me levanté a las 5:15 de la mañana para coger un AVE que me llevaría a Madrid. Después de prácticamente 3 horas de viaje (en el que aproveché para dormir jaja!) empezó la odisea de encontrar el camino para llegar al taller de Alma. Y digo odiesa porque yo, que soy muy organizada, ya tenía todo el recorrido que tenía que hacer planificado… llegar a Atocha, coger el metro hasta Sol y ahí cambiar a la línea 2 para coger otro hasta Manuel Becerra… Total, que llego y el metro que tenía que llevarme hasta Sol estaba en obras. Bien.

Iba bastante tranquila ya que eran las diez y el curso no empezaba hasta las 11, así que tenía tiempo para encontrar una solución. La chica que había de información nos decía a todos los perdidos que teníamos dos opciones: o coger un bus que había fuera de la estación para sustituir esa línea de metro afectada o coger un tren que nos llevara hasta Sol. Y eso hice. Saqué mi billete de cercanías y conseguí coger el tren correcto (de verdad, no sé como me lo hice porque ahí no había nada de información y tuve que guiarme como pude jaja).

Una vez en Sol ya todo fue normal. Cogí el metro, bajé en mi parada y con la ayuda de mi gps llegué al Taller de Alma (seguro que si alguien me vió con el gps se rió de mi… iba dando vueltas sobre mi misma para acertar con la dirección de la aguja y coger la calle correcta jaja!)

Al final llegué al taller de Alma cuando aún faltaban 20 minutos para empezar.

img_20160910_103948

¡Me hacía tanta ilusión estar aquí! Aunque sabía que Alma no estaría, siempre había querido hacer un curso en su taller, y por fin había llegado el día. Además, este curso me interesaba muchísimo y tenía muchas ganas de empezar.

img_20160911_143618

¡Me encanta el escaparate del taller!

A los pocos minutos empezaron a llegar otras compañeras del curso y nos abrieron la puerta. Y el taller es tan bonito! Es el que veíamos en Cupcakes Maniacs (el programa que presentaba Alma en Divinity). Es un taller muy chulo y muy grande y sobre todo, muy cómodo. Tiene una isla que es donde el profesor hace sus demostraciones y después, justo delante, una mesa enorme donde cabíamos todas sin molestarnos y, lo mejor, sin perdernos nada de lo que explicaba el profesor (he ido a cursos en los que no veía nada por la distribución del taller).

img_20160911_143622

Al entrar ya estaba todo preparado para empezar. Cada alumna tenía su dummie, sus clavos para las flores, sus levantadores de flores… todo perfectamente preparado para que no nos faltara de nada en todo el curso. Incluso Moisés, el profesor, nos dio una tarjetas que incluyan un usb con toda la información del curso, para que no tuviéramos que coger apuntes y lo tuviéramos todo siempre a mano una vez en casa.

img_20160911_143620

El curso empezó con la explicación de la preparación de la buttercream coreana, que es ideal para la elaboración de las flores que aprendimos a hacer. La verdad es que esa buttercream es una maravilla. Los pétalos no se caen en ningún momento (el curso duró más de siete horas y las flores que hicimos a primera hora de la mañana estaban intactas al final del día!).

Seguidamente, nos explicó un poco de teoría del color para poder combinar correctamente los colores al hacer las flores y que las tartas quedaran espectaculares. Y seguidamente llegó el momento más esperado. Nos enseñó a hacer la primera flor, la Peonía. Teníamos que hacer 9 en total para decorar nuestra tarta (entre flores y capullos). La verdad es que estuvimos un montón de tiempo para hacerlas, pero al final creo que quedaron bastante bien (al menos para ser las primera flores de buttercream que hacía en mi vida!).

Estas son las Peonías que realizó él de ejemplo, para enseñarnos como tenían que ser. Seguidamente empezamos nosotras.

Primero estuvimos cubriendo nuestras tartas (que eran dummies) con buttercream. La verdad, ¡qué complicado cubrir un dummie!!! La buttercream no se queda bien pegada y cada vez que intentabas alisarlo te lo llevabas todo y tenías que volver a empezar!). Cuando conseguimos tener las tartas cubiertas, empezamos con las Peonías. Así quedaron las mías:

img_20160910_151543

No están tan bonitas como las de Moisés pero oye, ¡yo estoy orgullosa de ellas!

Una vez tuvimos las Peonías hechas tocó la hora de comer. Eran más de las tres de la tarde y estábamos todas hambrientas!

Después seguimos con las otras cuatro flores que nos faltaban para poder decorar nuestra tarta.

Primero aprendimos la Dalhia, en nuestro caso la Dalhia Pompon. La verdad es que esta me costó muchísimo. Aunque cuando miraba como las hacía me parecía super fácil, cuando me puse a hacerla… ¡no había manera! ¡Qué complicada me pareció!

img_20160910_162429

Está es la que realizó Moisés a modo de ejemplo para que aprendiéramos. He estado mirando y no tengo ni fotos de las mías!! Jaja

Seguidamente hicimos la English Rose, una de mis favoritas sin ninguna duda. Es preciosa y una de las que me pareció más fácil. Es una flor maravillosa.

Aquí ya estábamos llegando al final del curso. Solo nos faltaban dos flores y decorar la tarta con ellas! La primera de las dos últimas flores fue el Lisianthus:

Y ya llega el final, la última flor. Fue una pena porque esa no la pude hacer ya que tenía que irme corriendo a buscar el AVE de vuelta a casa (el curso se alargó más de lo esperado). Pero aún así, me pude quedar a la explicación. Se trata de la Gardenia. Esta me pareció tan delicada, tan bonita… me dio pena no poder hacerla, así que me tocará practicar en casa. Pero es una flor magnífica.

img_20160910_182600

Y hasta aquí llegó mi curso. Tuve que irme si no quería perder el ave pero ya he podido ver fotos de las tartas terminadas con nuestras flores y, la verdad, son espectaculares. Os dejo una foto que la he sacado del instagram @almascupcakestiendaytaller

captura-de-pantalla-2016-09-11-a-les-16-22-57

Recuerdo que Moisés nos dijo una cosa: aunque pensáramos que las flores no nos estaban quedando bien, que no nos estaban quedando bonitas, una vez en la tarta parecerían otra cosa. Quedarían bonita y perfectas. Y es verdad! Cuando veo estas fotos no me creo que esas flores las haya hecho yo! jaja

Y hasta aquí mi experiencia en este curso. La verdad es que si pudiera, repetiría sin pensármelo dos veces. El profesor es genial, te resuelve cualquier duda ya sea en el curso o fuera de él, a través de las redes sociales. Siempre que él pueda, te ayuda. La organización en Alma’s Cupcakes, genial. Y aprovechar para hacer una escapada a Madrid me vino fenomenal. Así que, aunque llegara a mi casa a las doce de la noche después de levantarme a las cinco valió totalmente la pena.

Y además, esto de hacer flores engancha! Ya me he comprado más boquillas, colorantes, los clavos para hacer las flores, los levantadores… ¡Pronto no cabré ni yo en casa con tantas cosas!

Si alguna vez tenéis la oportunidad de poder hacer un curso con él os lo recomiendo 100%.

Por cierto, si queréis ver sus maravillosas flores, podéis ir a su instagram: @mosessweetmoses o en su Facebook: Sweetmoses

Nos vemos próximamente con nuevas recetas.

¡Besos!

Brownies

¡Hola!

Ya estamos en septiembre y eso quiere decir que tenemos que volver a la rutina… Qué pereza!

En agosto estuve de vacaciones en Granada… esa ciudad me tiene enamorada! Ojalá pudiera ir a vivir ahí, jaja! Fueron 10 días geniales, pero como todo lo bueno, pasó super rápido y ya hemos vuelto a la rutina, así que toca ponerse las pilas con el blog, que este mes lo he tenido un poco abandonado.

Últimamente, aprovechando que mi novio está a dieta, estoy haciendo dulces un poco más saludables, usando avena en vez de harina de trigo, o harina de trigo integral, intento también evitar el azúcar todo lo posible… Quizá cuelgo alguna receta saludable, decidme si os interesa!

Hoy vengo con una receta conocido por todos, es un básico de la pastelería, pero es que está tan rica y es tan práctica… Es fácil y rápida de hacer, y sirve para desayunar, para comer de postres, para merendar… Vaya, que podríamos estar todo el día alimentándonos de Brownie!!!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ya veréis que rápida y sencilla es esta receta. En menos de una hora lo tenéis a punto para comerlo!!

INGREDIENTES

150g de harina
1 cucharadita de sal
2 cucharadas de cacao en polvo desgrasado y sin azúcar
320g de chocolate negro
225g de mantequilla sin sal
1 cucharadita de café soluble
300g de azúcar
100g de azúcar moreno
5 huevos
2 cucharadita de extracto de vainilla (opcional)

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

  • En un bol mezclamos la harina, el cacao y la sal.
  • En un bol aparte, ponemos el chocolate troceado, la mantequilla cortada a dados y el café soluble. Lo calentamos (podemos hacerlo en el microondas o al baño maría) hasta que esté todo derretido e integrado.
  • Una vez tengamos una mezcla homogénea, añadir los azúcares y mezclar.
  • Ahora es el momento de incorporar los huevos. Primero añadimos 3 y cuando estén incorporados del todo, añadimos los dos restantes.
  • Añadimos la mezcla de ingredientes secos a la mezcla de chocolate. Yo recomiendo tamizarlo todo antes de incorporarlo, así evitaremos la formación de grumos.
  • Una vez llegados a este punto, podéis añadir la vainilla si habéis decidido ponerla.
  • Engrasamos el molde (yo he usado uno rectangular de 32×22 cm) y vertemos la mezcla en él.
  • Lo ponemos en el horno, que habremos precalentado a 180ºC, durante 30 minutos. El brownie estará hecho cuando al introducir un palillo, este salga con un poco manchado.
  • Dejamos el brownie enfriar por completo y desmoldamos.
  • ¡A COMEEEEEEEEEEEEER!

Ya veis lo fácil y rápido que es hacer este brownie. Y lo apetecible que queda… No os dan ganas de comeros las fotos??? jaja!

El resultado es un brownie con una capa fina crujiente por encima y super jugoso y blandito y tierno por dentro… es el brownie perfecto!

Está riquisimo.. no creo que dure mucho! Vamos, que mientras estaba haciendo las fotos no he podido parar de comer!! No os diré cuanto para conservar mi dignidad jaja!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ya me diréis que tal os queda a vosotros!

¡Besos!

PD: Os iba a dar la chapa otra vez con lo de la batería de la cámara pero justo cuando estaba escribiendo esta entrada han llamado el timbre y eran las baterías que había pedido (¡por tercera vez!) POR FIN puedo hacer fotos decentes!!

Angel Food Cake

¡Hola!

Pues nada, que la batería de la cámara sigue sin llegar… ¡Qué rabia da cuando cosas que necesitas urgentemente se pierden! Así que nada, ha tocado hacer las fotos con el iPad otra vez… Eso si, dentro de poco os esperan unas fotos espectaculares… El otro día me hicieron una sesión de fotos profesional de mis postres, así que en cuanto las tenga las subiré aquí explicando la experiencia!

1

Como os prometí, esta vez toca el Angel Food Cake. He esperado tanto a subir esta receta por si me llegaba la batería de la cámara, pero nada. Así que aquí la tenéis. Tenía tantas ganas de probar este bizcocho!! Y la verdad es que no me ha decepcionado nada. Es super esponjoso y es taaaaaaan ligero que si no vigilas te lo podrías comer todo de una sentada jaja!

2

Así que vamos allá, aquí tenéis la receta:

INGREDIENTES (para un molde de 18cm)
9 claras de huevo
100g de harina
200g de azúcar
1/4 cucharadita de sal
1 cucharadita de cremor tártaro*
2 cucharaditas de extracto de vainilla

 

  • Batimos las claras junto con el cremor tártaro y la sal. Tenemos que batir a velocidad baja hasta que el creemos se haya disuelto por completo.
  • Seguimos montando las claras aumentando la velocidad de la batidora. Tenemos que conseguir que se formen picos blandos (es decir, que cuando levantemos la batidora, los picos se caigan para un lado, no se queden firmes).
  • Ir añadiendo el azúcar cucharada a cucharada. Para hacer esto, tenemos que bajar la velocidad. Una vez tengamos todo el azúcar incorporado, las claras deberán tener un aspecto brillante y firme.
  • Añadimos el extracto de vainilla y seguimos batiendo durante 1 minuto.
  • Ahora es el momento de incorporar la harina, por lo que haremos como el azúcar: la añadiremos cucharada a cucharada, esperando para añadir otra a que la primera se haya incorporado por completo.
  • Una vez tengamos toda la harina incorporada, con la ayuda de una espátula pasamos la masa al molde. NO tenemos que engrasar el molde. La masa tiene que trepar por las paredes.
  • Hornear durante 40 minutos a 170ºC.
  • Cuando el bizcocho esté horneado, sacar el molde del horno y ponerlo boca abajo (recordad que el molde de Angel Food Cake tiene una patitas justamente para este paso. Tiene que enfriarse boca abajo y esas patas permiten la circulación del aire). Dejar enfriar durante una hora.
  • Pasar un cuchillo por los lados y por el tubo para despegar el bizcocho. Le damos la vuelta y le retiramos la base también raspando con un cuchillo (el molde de Angel Food Cake tiene la base desmoldable). Dejar enfriar sobre una rejilla durante 45 minutos más.

Aunque parece un bizcocho muy frágil, una vez enfriado no lo es tanto. Aun así, es muy ligero y esponjoso, perfecto para un desayuno o merienda.

(*El cremor tártaro se usa como estabilizante para las claras de huevo, así como para aumentar su volumen y tolerancia al calor. No se puede sustituir por nada y es imprescindible para realizar esta receta. Se puede encontrar fácilmente en tiendas de repostería, aunque yo, por ejemplo, lo compré en una droguería. Antiguamente se vendía en farmacias, así que supongo que también se puede encontrar en algunas! :))

3

Ya veréis que bizcocho más delicioso y diferente a todo lo que hayáis probado hasta ahora.

Y ahora si que si, me voy a preparar la maleta que POR FIN esta semana empiezo las vacaciones!!!! :DDDDDDDD

¡Hasta pronto!

Cookies rellenas de Nutella

¡Hola!

Primero de todo, pediros disculpas por la pésima calidad de las fotos de hoy… Las dos baterías de mi cámara han decidido morir al mismo tiempo, así que soy incapaz de sacar fotos con ella… Con suerte las baterías nuevas me llegan la semana que viene! Pero para esta entrada he tenido que hacer las fotos con la cámara del iPad.. -.-

1

Por otro lado, daros las GRACIAS por esta semana de locura en Facebook. ¡¡Ya somos más de 1600 seguidores en la página!! Estoy alucinando!! Gracias gracias gracias gracias!

Así que para celebrarlo he decidido hacer una receta con un ingrediente que estoy segura que os ENCANTA a todos… NUTELLA!!! Si, como habéis podido leer en el título, hoy haremos unas cookies rellenas de Nutella… están de vicio!!! Con esta receta salen 12 (y ya solo me quedan 4) jajaja Aunque en mi defensa diré que no he sido la única en atacarlas… la casa olía demasiado bien para resistirse a una galleta!

4

He adaptado la receta de Alma de las Cookies rellenas de Marshmallows. Como a mi no me gustan los marshmallows (no me matéis, por favor!), decidí rellenarlas de otra cosa…. (porque hay algo más rico que unas cookies rellenas??). Dudaba entre crema de cacahuete o nutella, pero al final, como siempre, ha ganado esta última :3 Además, yo he añadido chips de chocolate blanco también, que me encanta.

Así que sin más dilación, vamos a empezar con esta receta:

INGREDIENTES
125g de mantequilla a temperatura ambiente
100g de azúcar blanco
60g de azúcar moreno
1 huevo
265g de harina*
1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
1/2 cucharadita de pasta de vainilla
50g de chips de chocolate negro
50g de chips de chocolate blanco
Nutella
  • Batimos la mantequilla con el accesorio de la pala. Es muy importante que esté a temperatura ambiente!
  • Añadimos los dos azúcares y seguimos batiendo.
  • Cuando está todo bien integrado, añadimos el huevo.
  • Tamizamos la harina junto con el bicarbonato sódico y lo añadimos a la mezcla.
  • Cuando estén todos los ingredientes perfectamente incorporados y ya tengamos la masa hecha, añadimos los chips de chocolate. Como yo no tenía chips, corte tabletas de chocolate negro y blanco en trozos pequeños para imitar los chips. El resultado es el mismo 🙂
    2
  • Una vez tengamos la masa como en la foto, formaremos bolitas de unos 30g cada una. Nos saldrán unas 24 bolitas. Las colocamos en una bandeja y las refriéramos durante unos 30 minutos.
  • Una vez pasada la media hora, las sacamos de la nevera y añadimos nutella en la mitad de las bolas. Yo puse poquita por miedo a hacer un desastre en el horno, pero la próxima vez añadir más. Yo puse una media cucharadita en cada bola, pero podéis hacerlo a vuestro gusto.
  • Ponemos encima de estas bolas, las otros que hemos reservado sin Nutella, apretamos bien los bordes para cerrarlas y hacemos bolitas un poco aplastadas. Las colocamos en una bandeja para hornear separadas, para que no se toquen en el horno (siempre crecen un poco).
  • Una vez tenemos todas las galletas rellenas, las metemos en el horno que previamente habremos calentado a 180ºC. Las horneamos durante aproximadamente 15 minutos o hasta que veamos que los bordes están dorados.
  • Dejar enfriar sobre una rejilla durante unos 15 minutos y ¡A COMER!

(*Yo he hecho estas galletas con harina sin gluten (que si no puede comer todo el mundo menos yo, oye). Y como soy así de desastre y poco previsora, no tenía harina suficiente para hacerlas.. así que hice una mezcla de harinas con lo que tenía en casa.. usé Mix Dolci de Schär, harina Beiker y maicena… y han quedado perfectas! Aun así, si podéis usar u¡solo Mix Dolci o algun mix de harinas casero, mucho mejor.)

Ya veréis como huele la casa y lo poco que os podéis resistir a coméroslas todas!! Están de muerte… a mi me encanta el toque que le dan los chips de chocolate blanco, pero si a vosotros no os gusta, podéis no ponerlos.

5

Esta semana me he dado un capricho y por fin me he comprado el molde del Angel Food Cake y no sabéis las ganas que tengo de estrenarlo… así que creo que ya sabéis cual será la próxima receta!

¡Hasta la próxima!

Bundt Cake de Earl Grey y limón

¡Hola!

Pues he estado bastante liada todo este tiempo (¡ya he acabado de estudiar pastelería, ya tengo el título!) pero, aunque no haya subido recetas al blog, no significa que no haya hecho nada en la cocina… tengo unas cuantas recetas ya preparadas, así que se avecinan recetas ricas ricas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ayer Alma subió en su instagram una foto de un bundt cake de Oreo, y me entraron unas ganas imensas de hacer uno… así que como no tenía oreos, he decidido hacer otra receta. Buscando he encontrado esta de Earl Grey y limón y me ha parecido tan buena idea que me he liado la manta a la cabeza y me he metido en la cocina (¡a las ocho de la mañana, señores!). El resultado es espectacular. Toda la casa huele a bizcocho recién hecho, a limón y a té… Y además está…. de muerrteee!!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Así que vamos a empezar.

La receta es de Cygnetkitchen, aunque yo la he adaptado:

INGREDIENTES (para el bizcocho)
1 cucharada sopera de té Earl Grey
250g de azúcar (yo he usado el castor jugar)
4 huevos
200g de harina
Ralladura de medio limón
1 cucharadita de levadura
150g de nata
50g de mantequilla

 

  • Precalentamos el honro a 180ºC
  • Ponemos el té Earl Grey y 50g de azúcar en una trituradora. Tenemos que conseguir que las hojas se conviertan en polvo.
  • Añadir la mezcla en un bol e incorporar el resto del azúcar y el huevo. Batir hasta que se blanquee.
  • Tamizar la harina junto con la levadura y añadir la ralladura de limón.
  • Incorporar esta mezcla en el bol de Earl Grey, azúcar y huevos.
  • En un bol aparte, derretir la mantequilla y añadir la nata. Mezclar y añadir a la masa que ya tenemos preparada.
  • Engrasamos bien el molde de bundt cake y añadimos la masa.
  • Hornear durante 5 minutos a 180ºC. Pasados estos 5 minutos, bajar la temperatura a 170ºC y hornear durante 10 minutos más. Pasado este tiempo, bajar la temperatura a 160ºC y hornear 25 minutos más.
  • Dejar enfriar sobre una rejilla y desmoldar.

Mientras el bizcocho se enfría, prepararemos el glaseado

Ingredientes (para el glaseado)
160g de azúcar glass
1 cucharada de zumo de limón
1-2 cucharadas de agua hirviendo
  • Tamizar el azúcar glass.
  • Añadir el zumo de limón y el agua hirviendo.
  • Mezclar. Tenemos que conseguir una textura cremosa.
  • Añadir al bizcocho por encima

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¡Y ya está listo! Veréis que sabor tan rico tiene este bizcocho… es ideal para los desayunos… (aunque yo ya me he comido un trozo mientras escribía esta entrada… a las 12:15 de la mañana!! ¡Si en nada voy a comer!)

Pues esto es todo por hoy, espero que os guste.. la verdad es que tiene un sabor sorprendente. Es el bizcocho de limón de toda la vida pero con un toque de té espectacular.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Nos vemos!

Júlia