Layer cake de Nutella

¡Hola!

Hoy vengo a sabotearos la operación bikini… porque una vez veáis esta receta no podréis evitar hacerla y comeros la tarta entera…

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Se trata de una tarta con un super bizcocho de chocolate…

… con una mousse irresistible de nutella por dentro…

… y cubierta de una espectacular crema de nutella…

¡SI! No me matéis!!!! Está tan buena como suena.

Resulta que hace un par de semanas fue el cumpleaños de una amiga mía del pueblo… así que tenía que hacerle una tarta, claro. Después de darle muchas vueltas, decidí que tenía que ser de nutella… porque mi amiga es una auténtica fan de la nutella. Después de buscar mil y una recetas no encontraba ninguna que me convenciera… así que decidí hacer un mix de varias recetas y ha salido esta tarta tan espectacular.

Unknown

De verdad… no os hacéis a la idea de los buena que está!!!

Como sé que no podéis esperar más para hacerla, aquí os dejo con la receta:

 Ingredientes
Para el BIZCOCHO (para un molde de 16cm)
200g de azúcar
200g de aceite
100g de huevos
150g de harina
50g de cacao
6g de levadura
130g de agua hirviendo
Una pizca de sal

Para la mousse de Nutella
200g de queso tipo philadelphia
85g de nata líquida
100g de nutella
50g de chocolate con leche
Media cucharadita de extracto de vainilla

Para la crema de mantequilla con Nutella
4 yemas de huevo
55 ml de agua
175g d azúcar
250g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
200g de Nutella

BIZCOCHO
He usado la misma receta que usé para hacer el bizcocho de chocolate de la Layer Cake de compota de fresas y ganache de chocolate

– Mezclamos con la ayuda de unas barillas el azúcar con el aceite.
– Incorporamos los huevos uno a uno. No podemos incorporar el segundo huevo hasta que el primero no esté integrado.
– Tamizamos los sólidos (harina, cacao y levadura) y los incorporamos a la mezcla.
– Añadimos el agua hirviendo y la sal. ¡Y listo!
Yo horneé las tres capas por separado. Para hacer esto tenéis dos opciones: Llenar tres moldes del mismo tamaño con la misma cantidad de masa en cada uno o, si no tenéis tres moldes (como yo), dividís la masa en tres partes iguales (las reservamos en boles) y vamos horneado las capas una a una. Hornearemos a 180ºC durante 20 minutos.

MOUSSE DE NUTELLA
– Mezclar todos los ingredientes menos el chocolate con leche con la ayuda de unas barillas.
– Derretir el chocolate con leche y añadir a la mezcla.

CREMA DE MANTEQUILLA CON NUTELLA
-Poner en la batidora las 4 yemas de huevo y empezar a batir a velocidad media-alta.
– Mientras, poner a hervir el agua con el azúcar. Tenemos que alcanzar los 118-120ºC.
– Una vez hemos llegado a la temperatura indicada, las yemas de huevo ya empezarán a estar montadas. Añadiremos el almíbar a hilo y procurando no tocar las barillas. Seguimos batiendo la mezcla hasta que esté a temperatura ambiente.
– Cuando haya enfriado, añadiremos la mantequilla a temperatura ambiente y seguiremos batiendo hasta que la crema tenga una textura sedosa.
– Finalmente, incorporar la nutella, batir unos dos minutos más y ya estará lista.

MONTAJE
Si una vez horneados los bizcochos no os han quedado completamente planos los vamos a dejar rectos con la ayuda de una lira o de un cuchillo. Debéis manipular el bizcocho con mucho cuidado porque es muy húmedo y se rompe con mucha facilidad.

Cuando tengamos los bizcochos listos vamos a poner uno encima de la base que usaremos para presentar la tarta. Encima, pondremos una buena capa de mousse de Nutella. Otra capa de bizcocho, otra capa de mousse y finalmente pondremos la última capa de bizcocho encima.

Ahora, cogeremos la crema de mantequilla con Nutella y haremos una capa sujetamigas: consiste en hacer una capa de crema muy fina que cubra toda la tarta con la intención de que aguante las migas y estás no se desprendan de la tarta dando como resultado una tarta cubierta de crema mezclada con migas… lo que queda realmente feo. Una vez tenemos la capa hecha, dejamos la tarta en la nevera durante unos 30 minutos para que la crema enfríe y sea más fácil hacer la capa final.

Una vez está la crema fría, sacar la tarta de la nevera y cubrirla con una buena capa de crema de mantequilla de nutella. Decorar como más os guste y… ¡COMEEEEEEEER!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Sí.

Es así de sencilla.

Y así de buena.

tartacorte1

Siento sabotearos la operación bikini… ¡¡pero no quiero ser la única que engorde aquí!!

Y además es taaaaan fácil de hacer que no tenéis excusas!

Prometo que la próxima receta será muuuy refrescante… ¡ya ha empezado la temporada de helados en mi casa!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¡Hasta pronto!

¡Invasión magdalenil en mi cocina!

¡Hola!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ya se acerca el fin de curso, ya me quedan solo dos semanas. Y aunque eso es bueno, también significa que estoy de exámenes y de entregas de trabajos hasta arriba, así que entre el cole, el trabajo y encima tener que estudiar no me queda tiempo para nada. Aún así, he sacado algo de tiempo para escribir esta entrada.

El martes tengo la entrega del trabajo final de grado, así que he tenido que preparar algunas magdalenas para la exposición. El trabajo consistía en la creación de un negocio (pastelería en nuestro caso). Teníamos que determinar, también, un producto estrella y en nuestro caso son las magdalenas. Magdalenas de muchos sabores y muchos tipos, pero para la exposición hemos hecho solo algunas. Como nosotras (mi compañera y yo) hemos creado una pastelería sin gluten y sin lactosa, las recetas que os traigo hoy son sin esos dos alérgenos. He elaborado magdalenas de yogur y miel y magdalenas tradicionales, de manzana con mermelada de albaricoque, de chocolate blanco y almendras y de arándanos.

Así que no perdamos más tiempo y vamos a empezar!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

MAGDALENAS DE YOGUR Y MIEL (sin gluten y sin lactosa)

INGREDIENTES (para unas 15 magdalenas)
170g de huevos
250g de azúcar moreno
50g de leche de arroz
310g de aceite de girasol o de oliva suave
375g de harina*
12g de levadura
37g de miel
100g de yoghurt sin lactosa
Sal

PREPARACIÓN

  • Precalentar el horno a 250ºC
  • Batir los huevos con el azúcar hasta que esté bien intregado.
  • Añadir la leche de arroz, el aceite y el yoghurt.
  • Tamizar la harina con la levadura e incorporar. Mezclar hasta que sea homogéneo.
  • Añadir la miel.
  • Batir a máxima velocidad durante 3 minutos.
  • Reposar la masa en nevera durante una hora (esto es importante para que las magdalenas salgan con copete).
  • Rellenar de masa las cápsulas y poner un poco de azúcar moreno por encima.
  • Hornear a 210ºC entre 16 y 18 minutos.

Una vez horneadas las dejamos enfriar sobre una rejilla…¡y a comer! Están muy muy muy buenas. ¡Ya estoy deseando desayunar mañana!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Para las magdalenas de manzana, arándanos y chocolate blanco con almendras he usado la receta de las magdalenas tradicionales que expliqué en un post anterior, aunque con algunas modificaciones para hacer sin lactosa. Igualmente, os dejo la receta aquí:

MAGDALENAS TRADICIONALES (y sus variaciones)

INGREDIENTES (para unas 12 magdalenas)
200g de huevos
200g de azúcar
50g de leche de arroz
250g de harina*
6g de levadura
Sal
125g de aceite de girasol

PREPARACIÓN

  • Batir los huevos. Cuando hayan doblado su volumen, añadir el azúcar.
  • Añadir el aceite y la leche.
  • Tamizar la harina junto con la levadura e incorporar. Batir hasta que sea una mezcla homogénea.
  • Batir a máxima velocidad durante 3 minutos.
  • Dejar reposar en nevera durante 1h (súper importante para que las magdalenas salgan con copete, ¡¡no os podéis saltar este paso!!)
  • Poner la masa en sus cápsulas. Espolvorear con azúcar para que formen una capa crujiente.
  • Hornear a 220ºC durante unos 14 minutos.

En este caso, he sacado cuatro tipos de magdalenas a partir de esta receta:

  • Magdalenas de chocolate blanco y almendras: he separado una porción de masa y he añadido almendra laminada. Se hornea normalmente y una vez cocidas y enfriadas, se bañan con chocolate blanco y se decoran con más almendra.
  • Magdalenas de arándanos: se separa una porción de masa y se añaden los arándanos. Poner azúcar por encima de la masa antes de meter en el horno. Hornear normalmente.
  • Magdalenas de manzana: llenar las cápsulas de magdalenas con la masa y con la ayuda de una manga pastelera, poner mermelada por encima (yo he puesto mermelada de albaricoque). Encima de la mermelada, colocar la manzana laminada y hornear. Estas tardan más en cocerse, pero no os podéis ni imaginar lo riquísimas que están!
  • Magdalenas normales.

*Para las harinas, si no os queréis complicar mucho, podéis usar algun preparado de los que venden en el supermercado (tipo el Mix Dolci de Schär). Si no, y es lo que hice yo en esta ocasión, podéis hacer vuestra propia mezcla de harina sin gluten. En este caso yo he usado un 50% de harina de arroz, un 35% de almidón de maíz y  un 15% de harina de almendra. Además, si optáis por esta opción, es interesante añadir un poco de goma xantana para que no se desmiguen.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Y estas son todas las magdalenas que he hecho hoy. Obviamente, a partir de la masa tradicional podéis hacer mil variaciones, yo he hecho estas y no puedo estar más contenta con el resultado. Encima son sin gluten y sin lactosa, y como siempre, no se nota en absoluto.

Con la tontería tengo unas 50 magdalenas en mi cocina… ¡¡no sabéis como huele mi casa!! ¡¡¡Y NO ME LAS PUEDO COMER!!! ¡Esto es un sufrimiento!

Pero tengo que ser fuerte… (en realidad me he comido dos ya… ¡¡tenía que comprobar que hubieran quedado buenas!!)

Espero que las hagáis y llenéis vuestra casa de ese olor tan fantástico… Que encima con este día que hace hoy (lluvioso y gris) apetecía más que nunca.

Ahora si, toca volver a los libros..

¡Hasta pronto!

 

Donuts Red Velvet

¡Hola!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Por fin voy sacando tiempo de ponerme en la cocina y hornear. Entre las clases y el trabajo no había manera, pero poco a poco todo va volviendo a su sitio. Esta semana he aprovechado que mi espalda ha dicho basta para descansar un poco y poner las manos en la masa -nunca mejor dicho- así que buscando recetas me encontré con esta, unos donuts deliciosos de red velvet y no me pude resistir. Primero, porque así estrenaba el molde de donuts que me compré hace unos dias, y segundo porque hacía muchísimo tiempo que no hacía nada de red velvet… Y ni recordaba lo rico que está! Estos donuts están tan tan tan ricos que me comí dos cuando casi ni se habían enfriado (ups!).

La receta es de Alma, aunque he hecho algunas modificaciones. Con estas medidas me han salido 10 unidades.

INGREDIENTES

50ml de aceite de girasol o de oliva suave
150g de azúcar
1 huevo
1 cucharada rasa de cacao en polvo sin azúcar
1 cucharadita de colorante rojo en pasta (yo he usado el Red Red de Wilton)
1/2 cucharasita de vainilla
115ml de leche
160g harina (para la versión sin gluten en esta ocasión he usado la Mix Dolci de Schär)
1/2 cucharadita de bicarbonato
1 cucharadira de vinagre

donuts3

PREPARACIÓN
Batimos el aceite con el azúcar y el huevo hasta que esté todo bien integrado. En otro bol, tamizar la harina con el cacao. Añadir esta mezcla a la primera alternándolo con la leche. Mezclar en un vaso aparte el vinagre y el bicarbonato y añadir cuando burbujee. Finalmente, cuando la mezcla esté homogénea, añadir el colorante rojo y el extracto de vainilla. Hornear a 180ºC durante 12-14 minutos.

Cuando estén frios, los glasearemos. Yo he hecho un glaseado tipo el de los donuts normales. Para eso, mezclamos azúcar glass con leche hasta conseguir una textura tipo de yogur y bañar los donuts. Se tiene que mezclar azúcar con muy poquita leche e ir añadiendo poco a poco hasta conseguir la textura deseada.

Y ahora si… ¡¡¡¡A COMEEEEEER!!!!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Como veis la receta es super sencilla y, sobre todo, muy rápida de hacer. Es ideal para esos días que te apetece hacer algo sin complicarte mucho. En media hora tendréis unos donuts deliciosos y super resultones en vuestra cocina… y encima dejarán la casa con un olorcito…

Ya veréis que ricos están…

…¡y qué poco os duran!

¡Hasta pronto!

PD: es la segunda vez que escribo todo eso… cuando por fin lo había escrito todo y había añadido las fotos y todo a punto para subirse, Atenea, mi gata, ha decidido pasearse por el teclado… ¡y lo ha borrado todo! Y después me mira con esa carita… menos mal que la quiero!

donuts4

Lemon pie sin gluten, sin harina y sin azúcar

¡Hola!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¡¡Por fin he sacado tiempo para cocinar un postre!! Y además uno que me moría de ganas de hacer desde hace mucho tiempo. He estado tan ausente porque ¡he encontrado trabajo! Estoy trabajando por las tardes en una pastelería y por las mañanas voy a la escuela, lo que significa que salgo de casa a las siete de la mañana y no llego hasta las nueve de la noche, quedándome poquísimo tiempo para mí, el cual uso básicamente para descansar. Así que he tenido que bajar el ritmo de tartas porque no doy abasto… ¡pero bueno, ya solo me quedan cinco semanas de curso y eso no es nada! Por fin volveré a tener todas las mañanas libres y más tiempo para cocinar. Pero no me quejo, estoy muy contenta ya que estoy trabajando en una pastelería SIN GLUTEN  y me encanta.

Esta semana, aprovechando que algunos días no he tenido clase por las mañanas he hecho un lemon pie, una tartaleta con crema de limón y merengue. Lo mejor es que la adapté sin gluten, pero además, también sin ningún tiempo de cereal y sin azúcar. Le quería hacer una sorpresa a mi novio e hice esta adaptación del postre, así él también podía comer. Siempre se queja de que no le hago nunca nada, y el pobre, que es un santo, tiene toda la razón del mundo 😛

La verdad es que no se nota en absoluto que es sin azúcar. Quedó realmente bueno, con un sabor intenso de limón y el dulzor del merengue… ¡que rico!… Pena que ya se haya acabado…

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ahora os explico qué edulcorante he usado para que el resultado fuera perfecto. Hacer las cosas sin azúcar es muy complicado, ya que el azúcar no solo da dulzor, sino que da estructura también, de manera que por ejemplo es problemático hacer un bizcocho, pues para ello se usa muy poco volumen de edulcorante, en comparación con el volumen del azúcar que se utilizaría para la misma elaboración, por lo cual normalmente no da buenos resultados. Pero hace un tiempo que encontré una marca de edulcorantes que son tanto por tanto, es decir, que si en la receta tienes que usar 100g de azúcar, también usarás 100g de edulcorante, puesto que el volumen es idéntico en ambos casos… y la verdad es que son geniales. Son más caros, obviamente, pero dan unos resultados perfectos. Estoy muy contenta con la compra, y mi novio también. ¡Por fin puede comer los mismos postres que me hago yo! De hecho con esa receta me han salido tres lemon pie y han durado tres días, ya que le pedí que no se comiera el último, que quería hacer fotos, ¡jaja! Estos edulcorantes son de la marca Dayelet. Después de la receta os explico un poco más!

INGREDIENTES
Para la masa:
125g de harina de almendra
65g de mantequilla muy fría
45g de Dayelet Mazapanes
1 huevo batido

Para la crema de limón:
4 limones
200g de Dayelet Jarabes
100g de mantequilla
5 huevos
165ml de agua

Para el merengue:
4 claras de huevo
240g de Dayelet Jarabes

TARTALETA
Mezclar la harina y la mantequilla cortada en daditos muy pequeños a velocidad baja hasta obtener una mezcla arenosa. Incorporar el edulcorante y el huevo batido y amasar hasta conseguir una masa homogénea. Una vez tengamos la masa, hacer una bolsa, tapar con papel film y dejarla en la nevera durante 15 minutos.

Pasado este tiempo, repartir la masa en los moldes. A diferencia de la masa con harina normal, esta es imposible de estirar con un rodillo, así que lo que yo hago es ponerla en el molde de la tartaleta y con las manos ir cubriéndolo todo, vigilando de que no quede ningún agujero… si no se nos saldrá la crema de limón por ahí!
Una vez tenemos todas las tartaletas preparadas, dejar resposar 15 minutos más en la nevera. Después, colocar unos garbanzos sobre la masa para evitar que esta suba durante la cocción. Hornear a 180ºC durante 15-20 minutos o hasta que los bordes estén dorados.
Dejar enfriar por completo.

CREMA DE LIMÓN
Poner en un cazo la ralladura de 2 limones, el zumo de 4 limones y el agua, para disminuir la acidez. Remover bien, añadir el edulcorante, la mantequilla y los 5 huevos, previamente batidos. Calentar a fuego lento sin dejar de remover hasta que espese. Retirar del fuego y colar. Dejar templar durante unos 15 minutos tapado con un film y finalmente, verter la crema en los moldes. Dejar enfriar por completo.

MERENGUE
En un cazo, calentar las claras juntamente con el edulcorante, sin dejar de remover, hasta unos 50ºC. Retirar del fuego y montar a punto de nieve. Decorar las tartaletas. Finalmente, con la ayuda de un soplete, tostar el merengue. ¡Y listo para comer!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

VERSIÓN CON AZÚCAR Y GLUTEN
Si queréis hacer estas tartaletas con azúcar y/o con gluten es muy sencillo. Solo tenéis que sustituir los 125g de harina de almendras de la masa por la misma cantidad de harina de trigo. En cuanto al azúcar, lo mismo: sustituir la misma cantidad del edulcorante por azúcar. ¡Y ya lo tenéis! Solo tenéis que vigilar una cosa: cuando hagáis la masa con harina normal, una vez estén todos los ingredientes incorporados y la masa ya sea homogénea, dejar de amasar, pues no queremos que se desarrolle el gluten. Además, una vez reposada en la nevera durante 15 minutos, la podréis estirar con un rodillo y colocar en los moldes de una manera muy cómoda y fácil.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

DAYELET
Dayelet es una empresa familiar que se encarga de la fabricación y distribución de todo tipo de edulcorantes y otros productos destinados a la elaboración de postres tradicionales y caseros. En su web encontraréis una gran variedad de edulcorantes, todos ellos pensados y preparados para un tipo de elaboración distinta: encontraréis edulcorantes especiales para bizcochos, para helados, para cremas, para jarabes, etc. Yo he pedido dos veces en esa web y la verdad es que tienen una atención al cliente de 10. Recuerdo que la primera vez que pedí hubo un problema con mi tarjeta y no me dejaba realizar el pedido, y sin que yo les avisara ni nada, me llamaron para resolverlo. La segunda vez, estuve tan contenta con los productos que pedí 4kg de edulcorantes! Y no me arrepiento, van super bien. 

Como os he dicho, a parte de edulcorantes tienen otros ingredientes como neutros para hacer helados (¡¡que con este calor pronto empezaré a hacer… estad atentos a las recetas!!), gomas (como por ejemplo la xantana, una gran aliada para las recetas sin gluten), y también harinas sin gluten. A mi está web me encanta y ahora que me he acordado que tienen neutros para helados no tardaré en hacer otro pedido.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAY hasta aquí la receta de hoy. Es muy sencilla, rica y refrescante, y con este calor que empieza a hacer ya apetece.

Estad atentos a las próximas recetas, que se avecinan elaboraciones perfectas para este calor que nos espera.

¡Hasta pronto!

Layer cake de compota de fresas y ganache de chocolate

¡Hola!

Hacía semanas que no me encargaban ninguna tarta. Y esta semana todo el mundo se ha puesto de acuerdo. Me han encargado nada más y nada menos que ¡¡TRES TARTAS!!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Y esta es una de ellas. Es un layer cake relleno de compota de fresas y cubierto de ganache de chocolate con leche (recordad que un “layer cake” es una tarta cuya estructura se basa en capas de bizcocho con relleno entre medias). No tengo fotos del corte porque no es para mi, pero si que tengo algunas fotos del relleno de dentro y tiene una pintaaaa!! Ahora lo veréis.

La otra tarta que me encargaron creo que ya la conocéis un poco 😛

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Es la layer cake de fresas y nata que compartí en el blog hace un par de semanas. Podéis leer la receta aquí. Es tan sencilla y bonita (¡y rica!) que nunca falla.

Pero vamos a lo que nos interesa. La receta de la layer cake de compota de fresas también es muy sencilla si seguís la receta paso por paso. Lleva el bizcocho de chocolate más jugoso del mundo mundial cuya receta me pasó una amiga, y no dudé en aplicarla para esta tarta. Una ganache súper sencilla de hacer y una compota riquísima, hecha por nosotros y muy sencilla, ya lo veréis. Así que vamos a empezar:

 Ingredientes
Para el BIZCOCHO (para un molde de 26cm)
455g de azúcar
455g de aceite
250g de huevos
340g de harina
113g de cacao
12g de levadura
295g de agua hirviendo
Una pizca de sal

Para la COMPOTA
500g de fresas
80g de azúcar
7g de pectina
20g de azúcar
35g de vinagre

Para la GANACHE
500g de chocolate con leche
200g de nata 35% MG

Para decorar
Chocolate blanco
Fresas naturales

BIZCOCHO
– Mezclamos con la ayuda de unas barillas el azúcar con el aceite.
– Incorporamos los huevos uno a uno. No podemos incorporar el segundo huevo hasta que el primero no esté integrado.
– Tamizamos los sólidos (harina, cacao y levadura) y los incorporamos a la mezcla.
– Añadimos el agua hirviendo y la sal. ¡Y listo!
Yo horneé las tres capas por separado. Para hacer esto tenéis dos opciones: Llenar tres moldes del mismo tamaño con la misma cantidad de masa en cada uno o, si no tenéis tres moldes (como yo), dividís la masa en tres partes iguales (las reservamos en boles) y vamos horneado las capas una a una. Hornearemos a 180ºC durante 15 minutos.

COMPOTA
– Lavamos las fresas y les cortamos las hojas. Tenemos que pesar 500g de fresas una vez limpiadas. Las cortamos en cuartos.
– Ponemos a calentar las fresas con el primer azúcar hasta conseguir una fresa cocida pero entera. Tarda aproximadamente unos 10/15 minutos.
– Colamos las fresas y devolvemos el jugo en la sartén. Añadimos la pectina con el segundo azúcar (tienen que estar bien mezclados entre si) y hervimos durante un minuto removiendo con barillas (es muy importante hacerlo con barillas, del contrario se nos formaran grumos). La pectina es un producto natural procedente de la piel de algunas frutas que en combinacion con el azúcar actua como gelificante, utilizado sobre todo para hacer mermeladas y similares. Puede encontrarse en tiendas especializadas de respostería, en algunas farmacias, e incluso yo la compro en una drogueria de esas con solera (Can Boter en Badalona).
– Retiramos del fuego, añadimos las fresas que habíamos cocido antes, el vinagre y ya está lista para usar.
compota

GANACHE
La ganache es una elaboración básica en el mundo de la pastelería. Se hace con nata y chocolate a distintas proporciones, dependiendo del uso que queramos darle, aunque lo más habitual es prepararla a partes iguales. Las proporciones también dependen del tipo de chocolate que estemos usando, ya que no es lo mismo un chocolate negro que un chocolate blanco. Un día haré un post sobre ganache, con un poco de teoría para que siempre os salga la ganache perfecta para cualquier uso. Se dice que el nombre de ganache proviene del error de un aprendiz de pastelero, que echó por error nata caliente al chocolate. Su maestro lo trató de ganache, que en francés significa “incompetente”. Aún así, aprovecharon esa crema con éxito y conservó el nombre de insulto.

En esta ocasión he realizado una ganache de chocolate con leche. Las proporciones son una parte de nata por 2 partes y media de chocolate.
– Troceamos el chocolate y lo reservamos en un bol.
– Hervimos la nata y la echamos sobre el chocolate troceado.
– Mezclamos hasta que el chocolate se haya derretido por completo.
Antes de utilizarlo, lo dejamos enfriar.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

MONTAJE
El montaje de esta tarta es bien sencillo: en esta ocasión, a diferencia del layer cake de fresas y nata, no tenemos que cortar el bizcocho en varias capas porque hemos horneado las capas una a una. Así, empezamos el montaje directamente.
Cogemos la primera capa de bizocho y la colocamos encima de la base. (¡¡Os habréis dado cuenta de que el bizcocho es súper jugoso, tierno y maravilloso!!)
Ponemos una fina capa de ganache. Encima de ella, ponemos la compota de fresas… ¡bastante cantidad! Pensad que con los 500g de fresas que hemos usado nos tiene que llegar para las dos capas). 
Colocamos la segunda capa de bizcocho encima. Hacemos la misma operación: fina capa de ganache + compota de fresas.
Colocamos la tercera y última capa de bizcocho.

Ahora toca cubrir toda la tarta con ganache. Primero haremos la capa “sujetamigas” que ya os expliqué. Ponemos una capa fina del ganache que cubra toda la tarta (da igual si se ve el bizcocho) y la enfriamos. De esta manera, cuando hagamos la capa definitiva, no nos llevaremos migas por delante provocando un mal resultado.

Una vez tenemos la capa fina hecha y enfriada, vamos a hacer la decoración definitiva. Ponemos una generosa capa de ganache alrededor de la tarta y la alisamos con la ayuda de una paletina o un alisador si lo tenemos. Retocamos las veces que haga falta: si alisamos y queda alguna burbuja de aire, ponemos más ganache en esa zona y volvemos a alisar. Así hasta quede perfecto. Una vez tenemos los laterales hechos, pasamos a la parte de arriba. Es la misma operación: ponemos una capa generosa de ganache y alisamos. Una vez tenemos la tarta bien cubierta y lisa, calentaremos la paletina (yo lleno un vaso con agua caliento y la sumerjo, y después la seco) y la pasamos por toda la tarta. Al estar caliente, el chocolate se ablanda y se alisa con muchísima facilidad.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¡Ya tenemos la tarta prácticamente hecha! Ahora solo falta decorarla. En esta ocasión he decidido hacer un decorado de chocolate blanco alrededor de la tarta. Esta decoración me encanta y siempre da muy buenos resultados. Y además, es muy sencilla de hacer. Cortamos un papel de horno de la anchura que queramos hacer la decoración (osea, tiras de papel de la misma altura que la “baranda” de chocolate que véis en la foto); un consejo, si queréis hacer una decoración que rodee la tarta como la que he hecho yo, no cortéis el papel de la misma longitud del perímetro de la tarta. Será demasiado largo y os será imposible levantarlo y colocarlo en su sitio sin que se doble; es mejor hacer unos cuatro tramos más cortos. 
Derretimos chocolate y lo ponemos en una corneta de papel (aquí podéis ver como hacerlo)  y simplemente vamos haciendo formas encima del papel de horno que hemos cortado. No debemos hacer lineas muy finas porque se nos romperán. 
Dejamos enfriar la decoración. Estará lista para colocarla en la tarta cuando el chocolate pierda su brillo. Entonces tenemos que levantar el papel y colocarlo alrededor de la tarta o donde queramos ponerla. Metemos la tarta en la nevera durante 5 minutos y retiramos el papel. ¡Es así de sencillo! (aquí podéis ver un paso a paso de como se hace) está en inglés… olvidé hacer fotos, pero prometo hacerlas la próxima vez que haga esta decoración)

Para terminar, cortamos fresas en cubos y las ponemos encima de la tarta

Et voilà! Ya tenemos esta maravillosa layer cake de compota de fresas y ganache de chocolate terminada 😀

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

(PD: En esta ocasión no he hecho una versión sin gluten ya que la tarta no era para mi, si no que era un encargo. Igualmente, podéis substituir la harina por cualquier preparado de harina sin gluten especial para respostería y listos).

Magdalenas tradicionales

¡Hola!

Pues por fin parece que ha llegado el frío de verdad… ¡Cómo lo echaba de menos! El invierno es mi estación favorita y este año parecía que no llegaba nunca. Cómo me gusta relajarme con mi té calentito, algo para merendar, en la mesa camilla y viendo una película…

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Así que el otro día, con la llegada del frío decidí que necesitaba algo para acompañar mis tés. Y para desayunar, también. Y para comer de postre. Jaja.

Hace tiempo que me apetece mucho hacer magdalenas. Me encantan, pero nunca me salían como a mi me gustan, con un buen copete. Siempre me quedaban planas, como si fueran para cupcakes. Pero esta vez sí, he encontrado la receta definitiva. Salen grandes, con un buen copete. Buenísimas. Esponjosas. No tienen nada que envidiar a las compradas en el supermercado. De hecho, a mí me gustan mucho más estas. ¡¡Y encima las hice sin gluten y quedaron tan bien que no puedo estar más orgullosa de mi misma!! Las últimas magdalenas sin gluten que compré en el supermercado eran…bueno, mejor no digo nada.

Así que vamos allá con la receta DEFINITIVA de las magdalenas tradicionales (versión francesa):

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ingredientes (para 12 magdalenas)

200g de huevos (unos 4)
200g de azúcar
50g de leche entera
La piel de una naranja (o de un limón, como prefiráis)
250g de harina (yo usé en esta ocasión la Mix Dolci de Schär, que es sin gluten. Para hacerlas con gluten, harina normal)
6g de levadura química
Una pizca de sal
125g de mantequilla

PREPARACIÓN

– Montamos los huevos. Cuando hayan doblado su volumen, añadimos el azúcar.

  • Cuando estén los huevos bien montados (recordad el punto de cinta del que os hablé en la entrada anterior), añadiremos la leche.
  • Tamizar la harina con la levadura. Incorporarlo a la mezcla anterior junto con la sal y la piel de naranja.
  • Añadir la mantequilla derretida.
  •  Ahora vienen los dos pasos más importantes para conseguir que las magdalenas nos queden con un buen copete y súper esponjosas:
    – 1. Una vez tenemos todos los ingredientes incorporados, batir a máxima velocidad durante 3 minutos.
    – 2. Dejar reposar la masa en la nevera tapada a piel con film durante 2 horas. Sin estos dos pasos, las magdalenas no nos quedarán bien.*
  • Una vez la masa ha reposado, llenar los moldes (los llenaremos unos 2/3), poner un poco de azúcar por encima y hornear a 220ºC (calor arriba y abajo, sin aire**) durante 15 minutos. Para que las magdalenas no se deformen durante el horneado es importante que usemos una de estas cosas: 1. Una bandeja con cavidades especial para magdalenas. 2. Poner los moldes de papel dentro de un molde de aluminio desechable. 3. Poner doble papel.

IMG_20160217_200356

Una vez cocidas, las dejamos enfriar sobre una rejilla.

Como veis, es una receta muy fácil pero con la que haréis unas magdalenas deliciosas.

* Meter la masa reposada y fría en el horno es importante ya que, a parte de activar la levadura química, gracias a al contraste térmico del paso de la nevera al horno, conseguimos que la masa se expanda y que, por tanto, cree el copete típico de las magdalenas tradicionales.

** Es importante no poner aire en el horno, ya que se nos deformarían las magdalenas.  En vez de subir rectas, subirían inclinadas hacia la dirección del aire.

New_Logo-376x227

Para preparar estas magdalenas he usado una mantequilla que tenía muchas ganas de probar: la kerrygold. Se trata de una mantequilla irlandesa, hecha con leche de “vacas felices”, es decir, vacas que pastan al aire libre durante más de 10 meses al año. No sé si será por la “felicidad” vacuna o qué, pero lo cierto es que se nota muchísimo la diferencia entre esta mantequilla y la que podemos encontrar en cualquier supermercado. Esta solo la he encontrado en el supermercado de El Corte Inglés. Si tenéis la oportunidad, probadla.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Y hasta aquí la receta de hoy. Espero que la hagáis y que os guste!!

Layer Cake de nata y fresas

Fresa

¡Hola!

Por fin cuelgo una receta en mi blog… echaba mucho de menos tener un blog, así que para inaugurarlo he decidido colgar la receta de una tarta deliciosa y súper sencilla y, además, usando fruta de temporada… FRESAS! A quién no le gustan las fresas?? Fresas con nata… o mejor aún, con chocolate. Mmmm… se me hace la boca agua!

Vamos a empezar con la receta, que ya veréis que es la más sencilla del mundo mundial!

Ingredientes (Version sin gluten abajo)

Para el BIZCOCHO
3 huevos
100g de azúcar
100g de harina

Para la NATA
500g de nata 35%MG
50 de azúcar

FRESAS

BIZCOCHO

Este bizcocho es muy fácil, muy neutro y muy rico. Os servirá de base para cualquier tarta que queráis hacer. Es el bizcocho base que se usa en las pastelerías. Es tan sencillo como:

  • Montar los huevos. Cuando estén a medio montar, incorporar el azúcar. Montar hasta que llegue a punto de cinta (eso es cuando al levantar la varilla, el huevo cae muy lentamente (como en forma de cinta) y pierde la forma muy lentamente). Los huevos deberán estar a temperatura ambiente para que monten mejor.
  • Tamizar la harina y añadir en forma de lluvia, mezclando con la lengua de forma que no se nos bajen los huevos.
  • Engrasar un molde y cocer a 180ºC durante aproximadamente 40 minutos.
  • Lo dejamos enfriar por completo en una rejilla.

NATA

  • La nata tiene que estar fría de la nevera, si no no nos montará.
  • Montar la nata con las varillas, al máximo de velocidad posible sin que salpiqué. Ir subiendo la velocidad a medida que va montando.
  • Cuando esté prácticamente montada, añadir el azúcar de manera continua. Acabar de mezclar.

FRESAS

  • Quitamos las hojas de las fresas y las cortamos por la mitad, a lo largo. Reservamos algunas enteras (sin las hojas) para el decorado final.

 

MONTAJE

Cortamos el bizcocho por la mitad con la ayuda de una lira para asegurarnos de que nos queda recto.
Ponemos aproximadamente unas dos cucharadas de nata en la mitad que vamos a usar como base y la extendemos hasta llegar a los bordes.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

A continuación vamos a poner las fresas que hemos cortado por la mitad encima de la nata: empezaremos por los bordes e iremos completando todo el perímetro del bizcocho. Después colocaremos fresas en el centro también. Si quieres, puedes cortar fresas más pequeñas para rellenar los huecos que quedan entre las fresas, pero no es necesario.
Ahora toca cubrir las fresas con más nata montada. Esta vez necesitas entre tres o cuatro cucharadas de nata, pues queremos que la nata cubra bien los huecos entre las fresas, así como las que hemos puesto cortadas y también tiene que llegar a los bordes.
Colocamos la otra mitad del bizcocho encima y lo dejaremos reposar en la nevera durante 30 minutos, al igual que la nata montada (¡esto es muy importante!).
Una vez transcurridos los 30 minutos, cubriremos toda la tarta con una capa de nata muy fina. Esta capa se usa como de “sujetamigas”, así nos aseguramos que al decorar la tarta, al poner la capa final de nata, no arrastramos ninguna miga que estropearía el resultado final.
Cuando ya tenemos la capa fina de nata hecha (da igual si transparenta, solo tenemos que procurar que cubra todos los huecos), dejamos la tarta en la nevera 30 minutos más, junto con la nata montada.
Ahora ya viene la capa final: queremos hacer una buena capa de nata, así que no ahorréis. Tiene que quedar toda la tarta cubierta y no se puede ver el bizcocho. Nos ayudamos con una espátula para que la nata quede bien lisa y la tarta quede preciosa.

¡Ahora solo queda decorar! Cogemos las fresas que hemos reservado sin cortar por la mitad y las colocamos encima de la tarta, de pie. Entre fresa y fresa hacemos decoraciones con la nata montada. Para eso, usé la boquilla 2D de Wilton.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Y ya tenemos la tarta acabada!! Como veis es facilísima y además queda preciosa y súper rica. Con esta tarta podéis sorprender a cualquiera 🙂

VERSIÓN SIN GLUTEN

Esta tarta es muy fácil de adaptar para hacer una versión sin gluten. Tan solo tenemos que substituir la harina del bizcocho por una harina especial. Tienes dos opciones:

  1. Usar un preparado de harina sin gluten especial para respostería (como por ejemplo, la Mix Dolci de Schär o el Mix de Gallo para múltiples usos).
  2. Hacer tu propia mezcla de harinas. Esto es lo que suelo hacer yo: mezclar un 60% de harina de arroz con un 40% de harina de maíz (maicena) o 40% de harina de arroz, 40% de maicena y un 20% de harina de garbanzo (más nutritiva, aunque el garbanzo da más sabor). Cuando hago mi propia mezcla de harinas siempre añado una punta de goma xantana, para que no se desmigue.

 

Espero que la hagáis y que os guste!!

¡Besos!